Envienos un Whatsapp


Dile buenas noches a tus dolores de cuello

Imagínate amanecer en una mañana preciosa, con sonidos de pájaros entrando por la ventana (así como en película de Disney), sin despertador, y sintiéndote más en paz que nunca, y cuando te mueves para empezar tu grandioso día, notas que estás adolorido ¿Te ha pasado? 

¡A nosotros también! Sabemos que los dolores de espalda, de cuello, y de cabeza son molestos por la mañana y que a veces impiden que descansemos bien la noche siguiente. Si sientes que te duele hacer movimientos simples justo después de levantarte, es porque tal vez no estés durmiendo de la mejor manera, y la tensión en tus músculos es la forma que tu cuerpo adopta para decirte que probablemente necesitas cambiar de posición al dormir, o que necesitas una nueva almohada. 

Un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Estados Unidos de Medicina, asegura que “la postura que se toma para dormir tiene una gran relación con la calidad del sueño”. Los lectores que han estado siguiendo nuestros últimos blogs, sabrán de lo que hablamos cuando decimos que el dormir es la parte más importante de tu día, porque dependiendo de tus hábitos y de la calidad de tus horas de descanso, ¡tus días serán más o menos productivos! 

Es así como la manera en que duermes también afecta cómo te sientes al despertar. La posición que tomas para dormir está estrechamente relacionada con posibles desórdenes musculoesqueleticos del cuello, hombros, y hasta de dolores de cabeza. Es verdad que a veces estos síntomas pueden ser causados por cosas que no podemos controlar, como la edad o ciertas condiciones médicas en estas partes del cuerpo, ¡pero también existe la posibilidad de aminorar el riesgo de amanecer adolorido! 

Y entonces, ¿cuáles son estas posibilidades? 

Investigamos un poco sobre lo que dicen los expertos en la salud, y encontramos un artículo de Harvard Health que habla específicamente de cómo prevenir estas mañanas adoloridas. Este recomienda dormir boca arriba o de lado, ya que estas posiciones distribuyen nuestro peso en la espalda más equitativamente. ¡Nuestra meta es dejarla reposar en la noche lo más derecha posible! Es por eso que dormir boca abajo puede resultar contraproducente para la espina dorsal, ya que hace que la espalda haga un pequeño arco y el cuello se tuerza a un lado. 

Este mismo artículo además de recomendar posiciones para dormir, habla sobre la gran ayuda que nos aporta el tener una buena almohada que se ajuste a nuestra necesidad de un buen soporte en nuestro cuello y cabeza. En Lunela, tenemos una que cumple estas exactas funciones y que además, es muy cómoda. Nuestra Almohada Z Gel Infused Foam, fue creada especialmente para proporcionar un buen soporte a tu columna vertebral y darle a tu cuello la suavidad necesaria para descansar mejor. Así mismo, sabemos que al viajar, dormir puede ser una actividad sencilla que termina complicándose, y que muchas veces acaba en dolor muscular, por lo que también te ofrecemos nuestra Almohada Z-Gel Packet Travel Neck, así no tendrás problema para dormir cómodo en otros lugares. 

Por último, el artículo recomienda el uso de las almohadas Memory Foam, por su grandiosa manera de adaptarse a tu cuello y cabeza. ¡Así que ahí lo tienes! Esperamos que esta nueva información te ayude a dormir mejor, y recuerda: Las inversiones para pasar una buena noche terminan por ser inversiones para tener un excelente día. 

Bibliografía: 

Lee, W. H., & Ko, M. S. (2017). Effect of sleep posture on neck muscle activity. Journal of physical therapy science, 29(6), 1021–1024. https://doi.org/10.1589/jpts.29.1021 

Publishing, H. (2012). Say “good night” to neck pain - Harvard Health. Retrieved 30 March 2021, from https://www.health.harvard.edu/pain/say-good-night-to-neck-pain