Envienos un Whatsapp


Desmintiendo los mitos del sueño

¿Alguna vez has escuchado de alguien que duerme poco durante la semana y planea recuperar esas horas de sueño durante el fin? ¿o tal vez que despertar a una persona sonámbula lo puede matar del susto? Muchos de estos hábitos y tips del sueño han viajado de boca en boca durante años, pero en realidad, ¿sabemos si son efectivos? 


Cuando duermes, no recuerdas ni sientes lo que pasa con tu cuerpo porque la mayoría del tiempo la pasamos inconscientes, pero tenemos la suerte de que existan científicos que estudian el sueño para comprenderlo mejor. En este blog, estaremos hablando sobre los mitos y las verdades del sueño para contar con información confiable, ¡y usarla a nuestro favor! 


Contestando esa primera pregunta al principio del blog, la verdad es que no es posible recuperarse completamente del sueño perdido durante días, ya que el cerebro utiliza cada noche para restaurar la energía que gastó en ese mismo día, y tampoco se puede dormir de más en “preparación” de pocas horas de descanso en los días próximos. Cada noche es importante mantener un horario de sueño de entre 7 y 8 horas para que el cerebro pueda terminar su proceso de recuperación.


Otro mito que tal vez hayas escuchado es que contar ovejas puede ayudarte a dormir, y aunque sí puede ser que hacerlo te aburra hasta que duermas, este también es un mito. Un estudio de la Universidad de Oxford descubrió que este ejercicio puede tener el efecto contrario, ya que te mantiene concentrado con las cuentas y no en lo que el cerebro necesita, que es relajación. De igual manera, ¡la creencia común de que consumir alcohol unas horas antes de dormir te pueda ayudar a pasar una mejor noche es falsa!, y mientras que sí puede hacerte sentir somnoliento, la verdad es que esta sustancia puede hacer más laborioso tu metabolismo, reducir el ritmo del movimiento rápido de ojos en la etapa REM de tu sueño, y puede interrumpir tu noche con idas al baño.


En un estudio se comprobó que alrededor del 66% de la población adulta estadounidense cree que sus colchones duran alrededor de 10 años o más, cuando la realidad es que cada uno debe de revisarse a los 7 años. Esto puede causar después problemas al dormir, como dolor muscular al despertar, sobre todo en el cuello y en la espalda. Muchas veces se recomienda que si sufres de estos dolores que compres un colchón más firme. Esto, en realidad, es otro mito. Existe una gran variedad de colchones con diferentes particularidades porque justamente, ¡la elección de un colchón es algo personal que debería de acomodarse a tus propias necesidades!. En Lunela, contamos con un catálogo de Colchones Premium, que ofrece colchones aptos para bases ajustables y de alta tecnología para hacer de tu sueño una experiencia placentera y restauradora. 


La mayoría de estos mitos llevan años pasando de boca en boca, y probablemente nacieron de experiencias personales que fueron respuestas concisas antes de que los avances tecnológicos de hoy nos ayudaran a poner a prueba estas creencias, sin embargo, aunque todavía hay mucho por descubrir, hoy existe un mejor conocimiento sobre el sueño del ser humano que nos permite conocernos mejor y sacar el mejor provecho de estos conocimientos. Lunela es una empresa que cree firmemente en estos nuevos avances, y por eso, contamos con productos que utilizan esta nueva información y tecnología para hacer de tu sueño, más que un descanso rutinario, una experiencia restauradora para tu cuerpo y mente. 

Referencias:


Sleep Myths | The Better Sleep Council. (2017). Recuperado el 20 de Julio de 2021, desde https://bettersleep.org/better-sleep/sleep-myths/